Proyecto Barcelona

Barcelona quedó vestida de colores con Ciudad Mural

foto1barcelona

Barcelona es un libro a cielo abierto. Luego de la realización de la segunda edición del Festival Internacional Ciudad Mural, que se llevó a cabo del 7 al 13 de agosto y que convocó a los mejores exponentes del muralismo venezolano y a algunos artistas internacionales, el centro histórico de Barcelona cuenta parte de su historia en las paredes.

Los espacios fueron intervenidos en una dinámica propia del Festival que integra a los habitantes de la comunidad con los artistas plásticos y que comienza con un trabajo previo de contactos, visitas, reuniones y entrevistas de los miembros de la comunidad y con los habitantes de las viejas casas que se convierten en piezas vivas de una galería al aire libre.

Las obras se fraguaron y concibieron con la gente de Barcelona, y cada muralista que nos acompañó pudo sentir la magia del sentir del pueblo que se fue encarnando en cada trazo y pincelada. Este sentirse y ser parte de la intervención artística surge de un concepto transformador de nuestro entorno, que se percibió en las expresiones y acciones de cada uno de los que transitaron a diario las calles y pudieron vivir la experiencia.

Ciudad Mural Barcelona recibió a los más grandes exponentes del muralismo nacional, que desde diversas partes del país nos visitaron: Franco Camargo, Wuifer Márquez, Jhosep Campos, Rebeca la Roca y Andrés Rodríguez. De el estado Anzoátegui también se hizo una muestra de los grandes talentos que posee esta entidad en las artes urbanas con Oliver Goacuto, Luis Rosales, Nixon Rincones, Efraín Villael y Los Ufo. Junto al vallecaucano Mauricio Patiño, quien viajó desde Colombia para sumarse a esta fiesta del amor hecho color.

Compartiendo conocimientos entre colores

foto 2 barcelona

Ciudad Mural impulsa la formación en diversos aspectos de la vida diaria combinando manifestaciones artísticas. Un ejemplo de ello fueron los talleres de creación y expresión literaria impartidos por la escritora Indira Carpio Olivo con “Escritura y naturaleza” y el poeta Fidel Flores con un taller de poesía. La bailarina Marcela Lunar dictó un taller de danza contemporánea en el que los participantes celebraron la conexión con la Madre Tierra.

La plástica tuvo un rol fundamental con los talleres de fotografía de Miguel Herrera, quien a su vez participó con una propuesta con mural de fotografía plasmada y pintura en la fachada de una de las casas. Los principios básicos del dibujo, serigrafía y esténcil fueron otros de los grandes tópicos para la manifestación artística que pudieron conocer los participantes de esta fiesta de la luz y el color.

Además, el Festival Ciudad Mural impulsa la transformación cultural comunitaria con un taller que recoge la experiencia del Barrio Marín de San Agustín del Sur, una novedosa vivencia que se está desarrollando en Caracas pero que se expande con sus ideas y propuestas por diversas partes del país. Reinaldo Mijares fue el encargado de hablar de este proyecto artístico que, sin duda, transforma el espíritu de sus habitantes.

Los más pequeños de la casa también se unieron a la pintada de la ciudad y participaron en talleres para incentivar desde temprana edad el amor por las artes.

Ciudad Mural Barcelona se despide, agradeciendo el calor y el amor de sus habitantes, el compromiso de su alcaldesa Sugey Herrera y del gobernador de Anzoátegui Luis Marcano por hacer este proyecto posible e impulsar el hecho cultural en la región. Pero ahora es cuando sus habitantes y visitantes podrán disfrutar de esta galería hecha calle, que muestra sus